Sexología    

Consultorio Dr. Juan Carlos Kusnetzoff:
Beruti 3199 3°A - (1425) Capital Federal - Tel.: (011) 4825-3470
Mail:dr.kusnetzoff@gmail.com

 

 

Sexología Clínica
Disfunción sexual
Masculina
Disfunción eréctil
Eyaculación precoz
Femenina
Anorgasmia
Vaginismo Dispareunia
Otras disfunciones
Trastorno del deseo
Fobias
Matrimonio no consumado

Medicación


Educación sexual
SIDA
Preservativo
Anticonceptivos
Viagra ® (Sildenafil)
Posiciones
Mitos
Preguntas habituales

 

Dr. Juan Carlos Kusnetzoff

La sexualidad humana, aunque es potencialmente un bien natural, implica hábitos, comportamientos, actitudes y, significados aprendidos, que tienen que ver con la historia personal de cada uno. La sexualidad puede – y debe – ser una fuente de placer. Lamentablemente, cuando se presentan disfunciones, se transforma en origen de conflictos, de intensas pesadumbres, de obstáculos en la comunicación, de profunda infelicidad.

Dr. Kusnetzoff

Dr. K
Sexo Dr.K responde NOVEDADES
Sexo Foro
Sexo Glosario
Sexo Radio
Sexo TV - ZOOM
Sexo CCV
Enlaces
Sexo AISM Buenos aires
Sexo Facultad de Medicina UBA
Sexo FLASSES

Viagra ®:
Marca registrada de Lab. Pfizer

 

Información Información Consultorio Consultorio Docencia Docencia   Página de inicio
Página anterior
(X) SALIR

Disfunciones

Vaginismo y Dispareunia

El vaginismo es una contracción involuntaria de los músculos de entrada del conducto vaginal, que muchas mujeres experimentan al hacer el amor, lo que dificulta y hace dolorosa la penetración. Ese dolor, se lo denomina "dispareunia"
Además, si no hay excitación sexual y/o dolor, no se lubrica, es decir, no se generan los fluidos necesarios para que el pene entre en la vagina sin causar dolor.

Para las mujeres con este problema el bloqueo psicológico es tal que cualquier idea de penetración desencadena una contracción involuntaria de los músculos de la vagina. Una educación rígida, traumas infantiles, complejos o malas experiencias pueden estar en el origen de este problema, cuya solución pasa por un psicólogo o terapeuta sexual.

Causas, incidencias y factores de riesgo

La falta de formación en cuestiones relacionadas con la sexualidad, fuertes inhibiciones respecto del sexo originadas en creencias religiosas ortodoxas extremadamente conservadoras.
Secundariamente, puede estar relacionado a experiencias traumáticas en relaciones sexuales anteriores, la falta de comunicación con la pareja, agresiones sexuales (acoso o violación), miedo al embarazo, temor a contraer enfermedades de transmisión sexual.

Con menos frecuencia el vaginismo puede ser una reacción a una disfunción sexual en el hombre o a una orientación fundamentalmente homosexual por parte de la mujer.  Las mujeres que sufren esta disfunción no sólo la padecen en sus relaciones sexuales, sino también en las exploraciones ginecológicas.

El aspecto psicológico.

Los profesionales en psicología están capacitados para ofrecer información suficiente a la persona afectada para que sea capaz de desmitificar la relación sexual o superar cualquier temor que pueda tener. Es fundamental hacer un análisis profundo del comportamiento de la mujer y del momento por el que atraviesa para actuar sobre los factores que ocasionan el problema. Es así como se ponen de manifiesto posibles mitos sobre el sexo, carencias de información o experiencias traumáticas que pueden ser tratadas para poner fin al vaginismo.

El aspecto físico.


Existen algunos ejercicios que permiten a la mujer recuperar el control de los músculos peri vaginal.  El objetivo de estos movimientos, que precisan de la ayuda del ginecólogo, o del sexólogo médico, es saber manejarlos para que la paciente sea capaz de asumir contracciones voluntarias que superen a las involuntarias.

El vaginismo se encuentra en la base de casi el 80 % de los llamados "Matrimonios no consumados".....Muchas veces, matrimonios casados legalmente, tienen esta dificultad durante meses o años y solo tienen satisfacción sexual, con caricias mutuas, penetraciones entre las piernas o en cualquier otra parte del cuerpo femenino, pero nunca penetración vaginal.
Hoy, Siglo XXI, la denominación más adecuada, es de "Parejas no consumadas"

La terapéutica.

Algunas indicaciones generales:

  • Es necesario comenzar despaciosamente.
  • Generalmente, las pacientes nunca o pocas veces, se han mirado con un espejito los genitales; mucho menos, haberse tocado.
  • Las primeras acciones terapéuticas, deben ser justamente, mirarse, durante algunos minutos diariamente.
  • Guiadas por el profesional, instituir tocarse, hacer ejercicios pelvianos de contracción y decontracción progresiva.
  • Un relajante muscular, con un sedante, puede ayudar.
  • Luego de algún tiempo, la entrada del compañero, para mirar y tocar suavemente, es altamente beneficiosa.
  • No hay magia alguna, presente desde el comienzo y que lidera -este pensamiento- la resistencia a todo el tratamiento y que motiva, muchas veces, el abandono precoz del mismo.

 

 

Inicio Página de inicio - Anterior Página anterior

e-sexología.com - Copyright 2010 - Todos los Derechos Reservados
Prohibida la Reproducción Total o Parcial sin Autorización de e-sexología.com
Para mayor información envienos un mail a: info@e-sexologia.com
Diseño web